Portada Alfonso Guerra

Fotografía de retrato, Fotografía editorial

fotografia-politico-alfonso-guerra-01

Siempre me ha gustado mucho el estilo de las portadas tipo Esquire o Time, donde en ocasiones aparece un cerrado primer plano del protagonista. No es un tipo de fotografía que pueda funcionar con toda suerte de personajes, pero cuando la trascendencia o el físico acompañan, es una imagen con mucho impacto, espectacular para destacar a la revista. A finales de 2014 tuve la ocasión de realizar un encargo con este objetivo, un primer plano para la revista Tiempo. Y con un personaje con indudable gancho, que forma parte de la historia de este país, el antiguo Vicepresidente del Gobierno, Alfonso Guerra. Era la segunda vez que le fotografiaba, pero esta vez era especial, tanto por la portada, como porque era la última entrevista que concedía como político en activo.

Sin duda que es una figura interesante, que siempre ha tenido mucha fuerza, y que fue la cara más temida del partido socialista durante muchos años. En las distancias cortas, Guerra no tiene nada que ver con la imagen que la gente pueda tener de él, locuaz y ácido. Es reservado, con el aplomo y la seguridad de quién ha librado mil batallas a lo largo de su vida, y con la educación y el respeto por la cámara propio de una persona que tiene a la fotografía como una de sus pasiones. Y es que durante muchos años Guerra fue un ávido fotógrafo amateur, y como presidente de la Fundación Pablo Iglesias, recuperó la obra del gran fotoperiodista Luis Ramón Marín. Durante la charla que mantuve con él, mencionó el impagable recuerdo que guarda del verano que estuvo revisando los 16.000 negativos de la obra de Marín, un auténtico placer.

Para la portada utilicé dos flashes a cada lado de la cámara, acompañados de dos accesorios que permitieran una luz no excesivamente dura, y con un ángulo de visión adecuado para dar forma al rostro, con silueta, volumen y textura. Acompañando a esta imagen de portada, realicé a Alfonso Guerra también una serie de retratos en su despacho del complejo del Congreso de los Diputados, y en el hall de acceso al edificio donde estaba ubicado, al otro lado de la Carrera de San jerónimo, que se publicaron en páginas interiores.

Anuncios

Sesión con Antonio Vega

Fotografía de retrato, Fotografía editorial

fotografia-cantante-antonio-vega-01

Guardo un especial recuerdo de la sesión fotográfica que hice al músico Antonio Vega. Precisamente, el otro día, revisando la película “Amores perros”, de González Iñárritu, donde se incluye en la banda sonora el tema “Lucha de gigantes”, volvía a recordar esa fecha.  Esta sesión fue realizada seis meses antes de que falleciera, y probablemente sean las últimas fotografías posadas que se le realizaron al músico madrileño. A finales de 2008 fueron tomadas estas imágenes. A su muerte, una fotografía fue publicada a toda página por el diario ABC, y años después, la periodista Paloma Concejero, que estaba trabajando en el fantástico documental sobre su vida, “Tu voz entre otras mil”, me pidió una de las fotografías para el mismo.

Fue una sesión que formaba parte de un trabajo fotográfico sobre músicos de “la movida madrileña”, y que, inevitablemente debía incluir a Antonio Vega. Se realizó en la sala La Riviera, donde Nacha Pop estaba ensayando para un concierto que iban a dar junto a otros grupos de los 80 esa noche. Fue aprovechando un breve descanso, y antes de que llevaran a Vega a la casa de la sierra madrileña donde se (o le) mantenía(n) alejado de todo lo que le había tenido en la cuerda floja durante gran parte de su vida.  Luego por la noche regresaría para el concierto.

fotografia-cantante-antonio-vega-02

Y lo que me mostró Antonio Vega durante los minutos que compartí con él fue una sensibilidad especial, y una inteligencia emocional que sabía plasmar en canciones, y también transmitir a la persona que tenía delante. Receptivo, respetuoso, y con esa mirada triste que le acompañó a lo largo de su existencia. Y así lo quería plasmar, directo, sincero, con un plano que se centrara en sus ojos, y una luz que permitiera descubrirlo tal como era, de manera clara, pero sin añadir dramatismo a su rostro y unas manos que reflejaban esa vida compleja, y límite en emociones.

Sesión con un Premio Nobel, Paul Krugman

Fotografía de retrato, Fotografía editorial

fotografia-paul-krugman-premio-nobel-03

Paul Krugman es un influyente economista, colaborador de The New York Times y El País, entre otros medios, y que fue merecedor de un Premio Nobel de Economía en 2008. Durante una visita a España, tuve ocasión de fotografiarle en la sede de la Fundación Rafael del Pino, que ocupa un palacete en el Paseo de la Castellana de Madrid.

Sesión con el tiempo contado, esta vez el objetivo era jugar con el escenario, aprovechando alguno de los lujosos salones que pueblan el edificio. A pesar del bajo nivel lumínico del salón principal, para la primera serie elegí la escalera que llevaba a las plantas superiores, jugando con la línea curva de la misma, dejando mucho aire alrededor, y colocando a Krugman en una posición que permitiera prolongar la mirada a lo largo del trazo curvo. Me serví de un par de flashes, con diferentes accesorios, para iluminar la estancia. Entre las que realicé, esa posición agarrándose a la escalera, en un momento álgido de la crisis, me pareció una buena metáfora de lo que la economía y los economistas estaban viviendo, en una continua agitación. Finalmente, fue la que salió publicada.

fotografia-paul-krugman-premio-nobel-04

Junto a esta serie, como otra posible opción, utilicé un salón próximo con aspecto de despacho.

fotografia-paul-krugman-premio-nobel-02

Sesión con Dani Rovira

Fotografía de retrato, Fotografía editorial

fotografia-dani-rovira-ocho-apellidos-vascos-02

Ojalá siempre pudiéramos controlarlo todo, para tranquilidad nuestra. Pero en fotografía casi nunca es así. Muchas veces te llaman para realizar un encargo fotográfico, y no conoces ni el sitio, ni el lugar, ni lo que te vas a encontrar. Hay ocasiones en las que debes preparar un pequeño estudio fotográfico en plena calle, y ser capaz de actuar muy rápido. Algo así me ocurrió con el actor Dani Rovira. Debía hacerle unos retratos, y la publicación quedó con él en un bar. Le iban a realizar una entrevista, y posteriormente yo me encargaría de las fotografías. Y claro, te encuentras con que el sitio no tiene ni el espacio, ni las dimensiones para conseguir el “look” que pretendías. No queda más remedio que improvisar. No hay opción de moverle a un estudio, no tienes tiempo para montar un fondo, por lo que buscas en los alrededores una pared que pueda permitirte realizar unos retratos sobre fondo liso tal como era el objetivo del encargo. Preparas también otro posible fondo, pero sabiendo que difícilmente vas a poder utilizarlo…

fotografia-dani-rovira-ocho-apellidos-vascos-01

Para rizar el rizo, Dani Rovira se encuentra en plena vorágine de éxito por “Ocho apellidos vascos”, y tiene que encadenar una entrevista tras otra, sin descanso, por lo que tengo que realizar una sesión extremadamente corta, de poco más de 15 imágenes. Él se muestra cordial y colaborativo, pero en estos casos, el personaje se pone en las manos del representante, y de manera inevitable no puede controlar la situación. El tiempo está muy marcado, y por mucho que, en este caso, Dani Rovira, intente ser receptivo al máximo, todo tiene que ser muy breve, sin espacio para el error, y teniendo que ser muy preciso. Necesito unos retratos de primer plano, que puedan funcionar también en blanco y negro, y alguna imagen más abierta, con algún gesto simpático, que pueda acompañar bien a una entrevista desenfadada. En cuestión de unos pocos minutos tengo las imágenes, y Rovira sale casi corriendo en busca de un taxi que le lleve a una nueva cita, esta vez con la radio…

fotografia-dani-rovira-ocho-apellidos-vascos-03

fotografia-dani-rovira-ocho-apellidos-vascos-04

Sesión con Albert Rivera

Fotografía de retrato, Fotografía editorial

fotografia-albert-rivera-partido-ciudadanos-01

Hace unos días, se publicaban unas encuestas que señalaban a Albert Rivera, líder de Ciudadanos – Partido de los Ciudadanía, como el político mejor valorado. Sería ya cuestión de determinar si por mérito suyo o demérito de los contrincantes. Lo que sí parece evidente es que su partido será una de las sorpresas de las próximas elecciones.

A finales de 2013, me encargaron fotografiarle para la revista Tiempo en una sesión que se desarrolló en un céntrico hotel madrileño. Recuerdo esas fotografías como un tanto problemáticas, ya que por un error de coordinación en el departamento de Comunicación de Rivera, nos presentamos dos medios, a la misma hora. Yo, junto al redactor, para realizar una rápida entrevista y las fotografías, y ellos para grabar una entrevista para un documental. Y con la jornada del político catalán marcada por una intensa agenda.

fotografia-albert-rivera-partido-ciudadanos-02

En medio de un pequeño caos, el hecho de llegar los primeros nos permitió realizar el trabajo antes, pero no es muy agradable estar fotografiando y tener detrás de ti un numeroso equipo esperando que finalices ya la sesión. Afortunadamente, es la única vez que me ha sucedido algo así. Me han sucedido otras muchas cosas, no sé si peores, porque en esta profesión tienes que estar preparado para todo, pero que te citen a la misma hora con otro medio, no.

fotografia-albert-rivera-partido-ciudadanos-03

Sesión con Pedro Sánchez

Fotografía de retrato, Fotografía editorial

fotografia-pedro-sanchez-psoe-01

En esta ocasión me remonto a un encargo fotográfico que realicé hace ya tres años y medio, pero con un protagonista que está de plena actualidad. Se trata del Secretario General del PSOE, Pedro Sánchez. En ese momento, era diputado raso y miembro del comité electoral del Partido Socialista. Todavía nadie hablaba de él como futuro líder de la formación, y despuntaba únicamente por su aparición en algunas tertulias televisivas.

Las fotografías se realizaron en la sede socialista de la Calle Ferraz, un escenario que ya he visitado en numerosas ocasiones, y que no es muy agradecido a la hora de retratar a alguien con cierto espacio y aire, si la ocasión, como en este caso, lo requiere. Es un edificio de oficinas donde los espacios interiores no son muy amplios, salvo la sala donde se realizan las reuniones del Comité Federal, y un patio que no es excesivamente atractivo.

fotografia-pedro-sanchez-psoe-02

Esta vez utilicé otro de los espacios abiertos que tiene el edificio, la azotea. Me resultó interesante el contraste metálico e industrial de esa zona, con el traje y el porte elegante de Pedro Sánchez. También me pareció atractiva la combinación de colores que se producía entre ambos, y las líneas que añadían interés al encuadre. Y ahora, con esa escalera en la imagen, parece un pequeño símbolo de esa subida al poder que espera alcanzar en los próximos meses. Para las restantes imágenes, me serví de una pared blanca y el hall de entrada de la sede del PSOE, posibilitando diferentes opciones según los requerimientos de la publicación.

fotografia-pedro-sanchez-psoe-03

Sesión con Marina Salas

Fotografía de retrato, Fotografía editorial

fotografia-marina-salas-actriz-01

Recuerdo hoy otras de las sesiones que tuve la suerte de realizar el año pasado. En este caso, a la actriz Marina Salas, conocida por sus papeles en diferentes series televisivas (“El barco”, “El comisario”, “Hospital Central”….), y que afrontaba el estreno en el Centro Dramático Nacional de “Fausto”, todo un reto. Las fotografías eran un encargo de la revista cultural eXperpento.

He fotografiado a numerosos actores a lo largo de mi carrera como fotógrafo, y siempre es complicado. Primero, porque suelen estar muy solicitados, si se trata de actores de cierto renombre, y el tiempo para estar con ellos es limitado, en jornadas programadas para que atiendan a varios medios a la vez. Segundo, porque no están solos… vienen rodeados de representantes, agencias de comunicación, etc… lo que dificulta el trabajo. Y tercero… sí, ¡hay un tercero!… porque el actor, aunque parezca lo contrario, suele mostrarse frágil e inseguro delante de la cámara fotográfica. La costumbre de trabajar inmerso en un determinado papel, propicia que al no tener un rol al que agarrarse, haya un cierto vacío que tienes que intentar llenar.

fotografia-marina-salas-actriz-02

En este caso, afortunadamente, todo fue más sencillo. Marina Salas no tenía compromisos posteriormente y pudo estar más relajada. Y se mostró como una chica encantadora, que no puso ningún impedimento a la hora de trabajar. La idea era realizar una serie de retratos sobre fondo negro, con el aire dramático propio de la obra que iba a representar próximamente, y terminar con alguna fotografía donde se viera la Plaza de Lavapiés, ya que la sesión se realizaba en el Teatro Valle-Inclán, muy próximo a ella, y al lado de una vidriera desde la que se podía contemplar. En este caso, inevitable un cierto “ruido” de fondo, pero era un buen complemento a las otras fotografías.

fotografia-marina-salas-actriz-04

En alguna de las series utilicé flashes de estudio, con diferentes accesorios, pero también me serví de la luz natural que entraba por la vidriera. No hay que desestimar la luz ambiente que haya en el lugar donde se realice una sesión. Por mucho que el flash siempre es un gran aliado, por su potencia y su modulación, hay veces en las que hay que detenerse y observar la luz disponible, con qué ángulo se proyecta, su altura… Y tal vez tengas que cambiar la idea previa que estaba en tu cabeza, para adaptarte a esa iluminación tan interesante.

fotografia-marina-salas-actriz-03

Sesión con Alberto Chicote

Fotografía de retrato, Fotografía editorial

fotografia-alberto-chicote-cocinero-chef-02

Retomo este blog recordando la sesión que realicé al mediático cocinero Alberto Chicote para el especial de verano de la revista Tiempo. Un especial dedicado al boom televisivo de los programas de cocina. Y donde, como no podía ser menos, tenía que aparecer este cocinero madrileño.

Las fotografías se realizaron en el estudio donde en ese momento estaban grabando el programa Top Chef. Y, para los que no estamos metidos en el mundo de la televisión, siempre impresiona estar en un polígono perdido de la mano de Dios, y de repente, cruzar una puerta, y encontrarte todo un decorado listo para ser utilizado. Allí pude charlar con el fotógrafo del programa, especializado en foto fija, y que me mostró su efectiva y silenciosa carcasa, hecha por el mismo, para que el sonido del obturador y el espejo réflex sonara lo menos posible mientras hacía fotografías durante la grabación del programa. Muy curioso.

En esta sesión se repitió algo que no te es ajeno cuando fotografías a personajes mediáticos. Retraso en el comienzo de la sesión, más otro compromiso que provocaba que hubiera que terminar sí o sí a una determinada hora. En este caso, el retratado, Alberto Chicote, tenía que empezar la grabación del programa, y había un equipo de 50 personas esperando.  Cuando esto sucede, aprovechas esos minutos de espera para tenerlo todo preparado y exprimir al máximo la sesión. Ya había localizado un fondo liso, para realizar a Chicote algún retrato amable, con alguna expresión propia de la idea que se tiene del personaje, y luego, algunas fotografías utilizando el decorado del programa, para completar las otras imágenes. Dos flashes con ventana, y la luz del decorado fue la iluminación que utilice en este caso.

fotografia-alberto-chicote-cocinero-chef-01

Cuando llegó Chicote, un rápido saludo y me puse a fotografiarle. Serio, pero dispuesto a colaborar en la sesión. Es mejor olvidarte de cualquier idea que tengas preconcebida del personaje. Primero, porque seguro que es errónea, ya que una persona “conocida” fuera de “los focos” suele cambiar por completo, y segundo, porque la cámara fotográfica ejerce un “poder” que no es fácil de digerir por quién se pone delante. Esté acostumbrado o no a situarse delante de una cámara, la cámara es muy directa, suele incomodar, y según se quiera utilizar esta incomodidad en un sentido o en otro, o se intente evitar a toda costa, la sesión puede salir bien o ser un desastre. Si notas esa incomodidad, algún comentario tranquilizador o algún tema que pueda interesar al retratado, puede ayudar a mitigarlo.

Una vez que realicé las fotografías sobre el fondo liso, me desplacé rápidamente a la parte del decorado del programa Top Chef, para completar el trabajo. Había medido la luz previamente, y con un disparo de prueba lo terminé de ajustar todo. Rápidamente sitúo a Chicote en el sitio adecuado, y realizo dos series de cuatro o cinco fotografías en dos diferentes lugares. Siempre con la idea de tener diferentes tipos de planos para que la revista pueda elegir posteriormente. Hay casos en los que se conoce de forma previa el encuadre que se necesita, y el tipo de plano que se busca, pero en este caso no. Las imágenes se realizan semanas antes de la publicación, y la maquetación del número estaba todavía por determinar.

Y sin llegar a los diez minutos, y con el equipo de producción ya a punto de llevarse a Alberto Chicote, llega el final. Una despedida amable, y buen recuerdo de aquel día.

fotografia-alberto-chicote-cocinero-chef-03